Tras numerosos premios internacionales, entre ellos el Primer Premio – con diez menciones especiales más del gran Concurso Internacional Belvedère en Viena, Maria Bayo debutó en Pisa, Saint Gallen y Lucerna con Les Pêcheurs de Perles, Lucia di Lammermoor y La Sonámbula, logrando a continuación un resonante éxito en Madrid y París, como Susanna en Le Nozze di Figaro. La crítica destaca pronto su radiante carisma, el brío y la luminosidad de su timbre, su dicción, así como sus aptitudes para recrear con total rigor la psicología y vocalidad de los personajes que encarna.

Desde entonces es invitada regularmente por los teatros de ópera más importantes del mundo: Scala de Milán, Staatsoper y Deutscheoper de Berlín, Hamburgo, Munich, Dresde, La Monnaie, Covent Garden, Teatro Colón de Buenos Aires, Metropolitan de New York; Festivales de Salzburg (primera cantante española invitada por el Festival en cuatro temporadas sucesivas representando la trilogía Mozart- Da Ponte), Aix-en-Provence, Beaune, Ruhr Triennale, Pesaro, Opera Bastille, Palais Garnier y Théâtre Chatelet de París, Roma, Bologna, Florencia, Viena, Liceu de Barcelona, Teatro Real y La Zarzuela de Madrid, Bilbao, Sevilla, La Coruña, Tenerife, San Francisco, Los Angeles, Los Angeles, Houston, Lyon, Ginebra, Marsella,
Montpellier, Montecarlo, Tel-Aviv, Lisboa, etc, para interpretar